– Nueva Ley busca formar ciudadanos conscientes, informados y con alto sentido patriótico; Congreso trabajará en la armonización de leyes y reglamentos

Xalapa, Veracruz, 14 de Mayo de 2019.- El diputado local León David Jiménez Reyes, presidente de la Comisión Permanente de Educación y Cultura, aseguró que al echar abajo la mal llamada Reforma Educativa, se frustró el sueño de la derecha de controlar la educación para privatizarla y mantener al pueblo sumiso; no será más un instrumento de opresión y sometimiento, sino de progreso sostenido y con amplia justicia social.

El legislador de MORENA, al defender el voto del grupo legislativo a favor de la nueva Reforma Educativa, enfatizó que ahora corresponde al Congreso de Veracruz, trabajar en la armonización y reglamentación de la nueva ley para que quede clara y se avance en su aplicación; en lo cual el Congreso de la Unión irá definiendo los techos presupuestales para cada rubro, como lo será el Fondo para la Educación Universitaria.

En su exposición, recordó que la pasada Ley nunca pudo aplicarse de manera eficiente, generando un gran caso y el rechazo generalizado de docentes y público; además, violentó los derechos de los maestros y de los educandos, y se impuso de manera muy autoritaria por el antiguo régimen.

A diferencia del pasado, dijo Jiménez Reyes, se analizó esta nueva ley: “hubo muchas conferencias, foros, reuniones de trabajo; las comisiones hicieron su labor intensamente para hacer un análisis para ver qué se debía poner y quitar, incluso, se dejaron varias cosas de la anterior en reconocimiento a que había cosas interesantes”.

Sostuvo que las evaluaciones sirven para hacer un diagnóstico del sector educativo, algo en lo cual está de acuerdo, porque permite el mejoramiento de la calidad y del conocimiento de los maestros, de quienes educan a los hijos e hijas.

“Sin embargo, hacerla punitiva significaba poner en riesgo toda esta preparación realmente si el Estado preparaba y formaba maestros, su significado es punitivo, porque se pretendía adelgazar la plana de maestros y empezar a trasladar a nuestros educandos a escuelas particulares; por ello venía a favor de una privatización de la educación”, acusó el legislador morenista.

Para nadie era secreto, abundó, lo ofrecido siempre por Morena era quitar esa evaluación punitiva, que finalmente daba una reforma laboral y no educativa. No iba en favor de los alumnos, no ofrecía opciones para que los maestros se prepararan mejor, simplemente castigarlos si reprobaban un examen, en muchas veces a muchas luces, absurdos porque no tenían que ver con las características de la educación necesaria en cada región del país, era un examen estandarizado hecho por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE).

Si se lee con atención la Ley, resaltó el representante popular y docente, su espíritu es todo lo contrario a la anterior, ahora se busca formar ciudadanos conscientes, informados y con alto sentido patriótico; se busca el bienestar colectivo y une a las dos partes involucradas en la educación.

“Esta garantiza no sólo la educación superior, la permanencia de los buenos maestros y mejora las condiciones de los estudiantes en todos los niveles, también asegura el disfrute de los frutos de ella a todos los mexicanos; la Ley es trascendente pero también perfectible y pronto se aprobarán, previa discusión, las leyes secundarias y reglamentos que clarifiquen su aplicación”, enfatizó.