– Acusa insalubridad, tarifas altas y privación del servicio, que derivan en daños a los usuarios de fraccionamientos y colonias

Xalapa, Veracruz., 9 de Mayo de 2019.- El diputado local José Magdaleno Rosales Torres, exhortó al Alcalde de Medellín de Bravo a dar pronta solución a lo relacionado con el suministro inadecuado e insalubre del agua y con las excesivas tarifas que tienen que pagar los habitantes de los fraccionamientos Puente Moreno y Lagos de Puente Moreno.

Mediante un anteproyecto de punto de acuerdo, presentado durante la Segunda Sesión Ordinaria del Segundo Período del Primer Año de Ejercicio Constitucional, pidió al munícipe atender este problema de salud pública y que afecta la economía familiar.

Recordó el derecho de todos a disponer de agua suficiente, salubre, aceptable y accesible de pago para el uso personal y doméstico, por lo que las constituciones federal y estatal protegen y garantizan como derecho humano el acceso, saneamiento y disposición del vital líquido, estableciendo para tal fin la participación de la federación, los estados y los municipios, a efecto de regular el suministro de agua potable y su tratamiento.

El representante del Distrito XVII con cabecera en Medellín de Bravo refirió que, desde 2016, en los fraccionamientos de Puente Moreno y Lagos de Puente Moreno persiste una serie de irregularidades como la mala calidad del agua, lo que ha generado que familias enteras sufran diversas patologías que han puesto en riesgo su salud y vida.

A esto -agregó- se suma los cobros excesivos y abusivos, que no son proporcionales a la salubridad del servicio y al consumo real, pues no cuentan con un medidor que regule el dispendio del agua por los usuarios; además, de requerirles pagos de años anteriores, sin que medie un procedimiento jurisdiccional que haya condenado a ese pago.

La Ley de Aguas del Estado contempla que no se puede vulnerar el corte de agua de manera total, sino restringir a 50 litros diarios por cada habitante, concediendo el mínimo vital para la subsistencia de cada persona.

Acusó que la empresa denominada Urbanizadora Medellín SA de CV, que dota del servicio de suministro de agua potable a dichos fraccionamientos y unidades habitacionales que ascienden a 10 mil habitantes opera de forma irregular e indebida en conjunto con el Ayuntamiento de Medellín.

En cuanto a los cortes indefinidos del suministro por adeudos, refirió que, de conformidad con el Artículo 1º Constitucional, “es nuestro deber, garantizar y proteger en nuestro ámbito de competencia los derechos humanos de los individuos”.

Al pueblo -añadió- no se le pueden vulnerar los servicios que atenten contra su vida y dignidad personal, de sus propios medios de subsistencia y de sus recursos naturales. “Como parte de su competencia, el municipio debe garantizar el acceso al agua de forma suficiente, sana y asequible”.