– Prioritario, reformar al Código Penal con el propósito de garantizar su seguridad y su protección.

Xalapa, Veracruz., 15 de Julio de 2021.- El diputado local Rubén Ríos Uribe afirmó que en Veracruz es prioritario el garantizar la seguridad y la protección jurídica de las mujeres, por lo que propuso reformas al Código Sustantivo Penal, para que se haga justicia sancionando con penas más altas a quienes se atrevan a lastimar a una mujer mediante el empleo de sustancias corrosivas o les infrinjan lesiones que transformen radicalmente la vida de las víctimas.

El legislador de MORENA, puntualizó que actos reprobables como la artera agresión con ácido a la saxofonista oaxaqueña María Elena Ríos, y de Reyna “N”, de la comunidad La Pagua, en el municipio de Colipa, Veracruz, lo que le provocó la pérdida de un ojo, hecho ocurrido el pasado 21 de abril del año en curso, deben erradicarse pues no existe peor acción que aquella que atenta contra la integridad y la vida de una persona, además, este tipo de lesiones transforma radicalmente la vida de las víctimas, y en la mayoría de las ocasiones los agresores no son perseguidos por miedo a las represalias que puedan tomar.

Precisó que cuando se agrede a una mujer, niña o cualquier otra persona utilizando sustancias corrosivas o inflamables, ácidos o cualquier otra sustancia, la finalidad es afectar de manera permanente la vida de la sujeto pasivo; la intención de desfigurar la cara o cuerpo de una persona, lleva implícita la creencia de que la persona es como un objeto que puede ser destruido o desechado y no solamente lesiona el bien jurídico tutelado de la salud personal, sino que atenta directamente contra la dignidad de la mujer y su derecho humano a vivir una vida libre de violencia, además de causar una afectación permanente en todos los aspectos de la vida de la víctima.

“Al tratarse de casos especialmente graves los contemplados en la fracción V del artículo 137, otro de los propósitos de esta Iniciativa es el de incrementar la penalidad máxima para este delito misma que, de aprobarse esta propuesta, sería de hasta 12 años de prisión, en atención al grado de lesión que se produce en la vida de las víctimas, pues la intención en la mayoría de los casos es dejar cicatrices o deformidades en la cara y el cuerpo de la víctima como venganza por algún rechazo de propuesta de matrimonio, noviazgo o relación íntima o bien por celos de la pareja”, citó.

Por consiguiente, dijo, se propone esta reforma al Código Sustantivo Penal para que se haga justicia sancionando con penas más altas a quienes se atrevan a lastimar a una mujer con conductas, absolutamente reprobables, como las aquí descritas, incrementando las penas corporales y las sanciones económicas para que los responsables purguen condenas no menores a 5 y hasta 12 años.

Esta Iniciativa fue turnada por la Mesa Directiva a la Comisión Permanente de Justicia y Puntos Constitucionales para su estudio y dictamen adhiriéndose el Grupo Legislativo de Acción Nacional.