– Siempre se planteó la necesidad de una Ley que se centrará en el modelo educativo y la atención de carencias, no en sanciones a docentes

Xalapa, Veracruz, 14 de Mayo de 2019.- El diputado local Víctor Emmanuel Vargas Barrientos aseguró que tras años de lucha magisterial, se logró echar abajo la reforma educativa impulsada por Enrique Peña Nieto y respaldada por legisladores del PRI y PAN; fueron seis años en exigir que la Ley se enfocara al modelo educativo y a la atención de las carencias en infraestructura, y no sólo fuera una reforma punitiva, donde el maestro es el villano y al que se le debía correr.

Recordó que en Veracruz, la lucha contra la Reforma Educativa dio inicio en el 2013 a través del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano (MMPV), que se tradujo en movilizaciones pacíficas evidenciando los verdaderos intereses de la ley peñista, muy distantes a fortalecer el proceso de enseñanza y el sistema educativo en general.

“Ahora, en Veracruz, seis años después, celebramos que esta lucha se vea coronada con la aprobación de la nueva reforma educativa impulsada por el Gobierno de México y el presidente Andrés Manuel López Obrador, cumpliendo así su promesa de echar abajo la mal llamada reforma educativa de Peña; es un logro para el magisterio veracruzano y para el futuro educativo de millones de niñas, niños, adolescentes y jóvenes”, enfatizó.

Indicó que la nueva reforma educativa que este martes será sometida al pleno de la LXV Legislatura local, para su análisis y aprobación, implica un verdadero cambio e impulso a la educación en México, desde la perspectiva pedagógica, en el que el Estado será el rector del sistema y el garante de la calidad de la educación del país, no será más el represor del magisterio.

El secretario de la Comisión Permanente de Educación y Cultural, del Congreso de Veracruz, refirió que los años de lucha magisterial, de tomar plazas públicas y de salir a las calles para demandar se echara abajo la reforma peñista, se ven culminados con la aprobación en el Senado de la República de la nueva reforma, tras un sexenio prianista que sólo benefició al sector privado de la educación y lastimó la calidad del proceso de enseñanza y aprendizaje de la niñez y juventud de México.

Ahora, dijo, vendrá un intenso trabajo de armonización entre la nueva reforma educativa y las leyes secundarias en los 32 estados del país, a fin de que los Gobiernos federal y de los estados, sigan siendo los rectores en la asignación de plazas magisteriales, en el diseño de los programas educativos y de los procesos para elevar la calidad del sistema.

Reconoció que hay mucho por celebrar en el tema educativo, gracias al cambio democrático en México y en el estado de Veracruz se vienen importantes transformaciones de la mano del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quienes siempre se mostraron abiertos al diálogo con los docentes y expertos en educación para rediseñar la estrategia nacional.

Sostuvo que México no puede sujetarse a estándares de evaluación aplicables en otras naciones, aquí la diversidad cultural, socioeconómica y geográfica, así como de infraestructura, implican el diseño de una estrategia consensuada, incluyente, donde se reconozcan las debilidades y fortalezas y se ataquen las causas de la marginación y del rezago educativo del país.

“Veracruz se suma a esta nueva estrategia para garantizar una educación de excelencia, laica, gratuita, incluyente, donde se reconozca el trabajo del magisterio y se le tome en cuenta para la aplicación de los programas y acciones en beneficio de la población estudiantil; sin duda, vendrán mejores tiempos y en este sexenio, la niñez y la juventud mexicana verán la transformación del sistema educativo nacional”, enfatizó.