– “La Reforma Educativa impulsará el desarrollo de la niñez y juventud mexicana, reconocerá los derechos del magisterio”

Xalapa, Veracruz., 9 de Mayo de 2019.- “Por el simple hecho de ir en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador, los adversarios políticos frenaron el futuro de la educación en México”, fue el pronunciamiento del diputado Víctor Emmanuel Vargas Barrientos, en la Segunda Sesión Ordinaria, en relación a la Reforma Educativa de la Cuarta Transformación.

El también Secretario de la Comisión Permanente de Educación, indicó que la derecha opositora en el pleno del Senado de la República -por tan solo un voto-, ha logrado detener momentáneamente el verdadero impulso a la calidad educativa de nuestro país.

Sin embargo, sostuvo que existió un gran compromiso de los legisladores que velan por el bien de México, toda vez que la Reforma Educativa fue aprobada por la Cámara de Diputados y por la Comisión de Educación en el Senado, pese a la votación en contra del Grupo Parlamentario de Acción Nacional.

“La iniciativa del Presidente de la República, da marcha atrás a la mal llamada Reforma Educativa de la Administración pasada, que violentaba derechos de los docentes y carecía de productividad para el sector”, enfatizó Vargas Barrientos.

Informó, que se proponen cinco cambios sustanciales que garantizarían que la educación mexicana sea de excelencia: educación superior obligatoria; la desaparición del Instituto Nacional de Evaluación en la Educación (INEE) y el cambio de derechos laborales de los maestros; se garantiza constitucionalmente el apoyo a jóvenes; nuevas materias y educación sexual; así como elecciones democráticas de los representantes sindicales del magisterio.

“Por tal motivo, reconozco a quienes apoyan el desarrollo de nuestra educación; y a quienes por motivos personales la están frenando, los exhorto a que reconsideren y recuerden que somos elegidos por el pueblo para su bienestar, sin causar daño por rivalidades políticas”.

Bajo estas directrices, aseguró que la aprobación de la Reforma Educativa impulsará grandes beneficios en la niñez y juventud mexicana, así como reconocerá la dignidad e importancia de las y los maestros.