– A diferencia del pasado, hay un gran consenso con los sectores, pero sobre todo con el magisterio en beneficio de los educandos.

Xalapa, Veracruz., 17 de Diciembre de 2020.- El diputado local Víctor Emmanuel Vargas Barrientos aseguró que Veracruz tendrá en la Nueva Ley de Educación, una herramienta fundamental para impulsar el progreso y bienestar de la población, al construirse desde un amplio consenso con los sectores involucrados, pero sobre todo con el magisterio, para garantizar un proceso educativo de calidad, en beneficio de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes.

El diputado Secretario de la Comisión Permanente de Educación y Cultura de la LXV Legislatura local, coautor de la Iniciativa con proyecto de Ley de Educación del Estado de Veracruz, sostuvo que a 19 meses de haberse aprobado la Reforma Educativa de la Cuarta Transformación por el Congreso local, hoy se tiene un documento que recaba todas las propuestas del magisterio, investigadores, académicos, entes educativos, Gobierno y de la sociedad civil para privilegiar la formación de las nuevas generaciones y subsanar las deficiencias del sistema público educativo.

Indicó que en la actualidad, existen elementos determinantes en la calidad de la educación que se brinda a la población, en la desigualdad de oportunidades y de acceso para que la niñez, la adolescencia y la juventud logren sus metas académicas, herencia maldita de políticas neoliberales impuestas en México.

“Estamos empeñados y comprometidos en revertir los daños causados al sistema educativo, al magisterio y a la población estudiantil; la nueva Ley de Educación de Veracruz será inclusiva, laica, pública y universal, abierta a la participación de la sociedad, donde se garantice además, el respeto a la dignidad de las personas, los derechos humanos, la igualdad sustantiva, la perspectiva de género, así como los valores familiares y sociales”, dijo.

Como fundador del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano -prosiguió- luchamos contra la mal llamada Reforma Educativa de Peña Nieto, por atropellar los derechos de la comunidad docente, relegar el papel de las y los maestros y por intentar privatizar el derecho a la educación de la población.

A diferencia del pasado, precisó, para la construcción de este proyecto, sí escuchó a la comunidad magisterial, se le respetan sus derechos laborales y conquistas, pero además, se le restituye el papel fundamental de incidir en la calidad de la educación, tomándosele en cuenta en el diseño de los planes y programas de estudio.

Destacó también que se privilegiará la educación en los pueblos originarios, con absoluto respeto a sus costumbres, lenguas y raíces; se retomará el impulso y fomento a la investigación, la ciencia, las humanidades, la tecnología y la innovación, rubros que fueron relegados en el pasado.

Por último, apuntó que en concordancia con el nuevo Sistema Educativo Nacional, Veracruz tendrá una herramienta para impulsar el desarrollo social y económico, en función de garantizar a las y los veracruzanos, igualdad de oportunidades y mejores horizontes.