– La armonización de la Ley local a la nueva Reforma Educativa, reconoce el papel del magisterio y sienta las bases de su profesionalización, sin miedo a ser castigados.

Xalapa, Veracruz., 7 de Julio de 2020.- Con la votación unánime de la Reforma a la Constitución en materia educativa, el Congreso de Veracruz garantiza el derecho que la niñez, la adolescencia y la juventud, tienen de acceder a una educación de excelencia, en base a la cual, puedan aspirar a un mejor futuro, expresó el diputado local Víctor Emmanuel Vargas Barrientos.

El diputado Secretario de la Comisión Permanente de Educación y Cultura de la LXV Legislatura local, enfatizó que este es tan sólo el primer paso que se dará en el orden jurídico veracruzano en materia educativa, pues a partir de que entre en vigor esta reforma, el Congreso habrá de continuar con la Legislación Secundaria, la cual habrá de recopilar los componentes previstos en las leyes educativas, disponiendo de 60 días hábiles para concluir este proceso.

“La educación en Veracruz se verá fortalecida porque será más incluyente y cada uno de sus actores, docentes, padres y alumnos, ocuparán el justo lugar que les corresponde y que a diferencia de la mal llamada ‘Reforma Educativa’, surgida en el pasado sexenio, ya no se lacerarán los derechos y las libertades del magisterio”, enfatizó.

Vargas Barrientos puntualizó que ahora se tendrá un conjunto de disposiciones que, además de proteger a las y los maestros, también les reconoce y permite crecer profesionalmente, sin el temor de ser castigados, como sucedía antes.

Previo a la votación del Pleno, el representante popular, pidió a las diferentes bancadas del Congreso, a reflexionar el sentido de su voto, pues no se trata sólo de aprobar o rechazar un dictamen, pues en esta reforma se sientan oportunidades que demandan, con total justicia, las y los veracruzanos que desean aspirar al futuro, de la mano de la educación.

El también docente, se congratuló al conocerse el voto unánime, por los 48 diputados y diputadas participantes en la Quinta Sesión Ordinaria del Congreso, pues era una reforma sumamente necesaria y urgente para el desarrollo y progreso de la nación y del Estado de Veracruz.