• Despidos masivos en dependencias estatales y no pagar los adeudos a empresas lastimaron a las familias.

Xalapa, Ver., 24 de noviembre de 2018.- El Gobierno Estatal saliente, quedó marcado para siempre por las acciones arbitrarias en contra de la clase trabajadora, propiciando desempleo, al emprender despidos masivos; llevar a cientos de empresas a la quiebra por negarse a cubrir millonarios adeudos y no actuar con mayor energía para combatir la explotación laboral indígena infantil; el informe de la Secretaría de Trabajo, Previsión Social y Productividad dista de la realidad de los veracruzanos; coincidieron los diputados del grupo de Morena.

La diputada Adriana Esther Martínez Sánchez, presidenta de la Comisión Permanente de Trabajo y Previsión Social, afirmó, que este gobierno saliente deja mucho a deber en lo laboral, en los derechos de los infantes y prevenir la explotación infantil, así como en la defensa de los derechos de los trabajadores.

“Sólo me resta decir que este nuevo Poder Legislativo, con la bancada de Morena, sí vamos a estar al pendiente de que todos estos derechos se lleven a cabo, que se haga el trabajo que no se hizo, estaremos atentos a todos los sectores, en todos los lugares y caminaremos como lo hemos hecho en Morena.
Lo informado por la secretaria Silvia Edith Mota, está muy alejado de la realidad de los veracruzanos en materia laboral”.

Martínez Sánchez, señaló que no hubo criterios apropiados para prescindir de los servicios del personal despedido en diferentes instancias del Poder Ejecutivo, esto, para cumplir con compromisos del actual mandatario, sin valorar el esfuerzo, capacidad y experiencia de empleados que realmente trabajaban.

Además, dijo, no hubo criterios apropiados para prescindir de sus servicios y con ello, se lastimó a cientos de familias y se contrató personal que no cumplía con el perfil requerido en todas las áreas del Poder Ejecutivo, cuestionamientos a los cuales Mota Herrera sólo respondió con evasivas y deslindes.

Por su parte, el diputado Gonzalo Guízar Valladares lamentó que la promesa incumplida de acabar con la inseguridad del gobernador Yunes haya afectado la generación de empleos para los veracruzanos, iniciando con despidos masivos y negándose a pagar adeudos por cinco mil millones de pesos a empresas locales, suscritos con la pasada administración estatal, lo que les llevó a la quiebra y al despedido de su personal.

Por esto, demandó la creación de un fideicomiso con los bienes recuperados a los exfuncionarios estatales y al propio Duarte, para solventar estos pasivos, como un acto humanitario, y que la Secretaría de Trabajo no se deslinde de dar seguimiento a los afectados, tanto ex burócratas como ex trabajadores del sector privado.

De igual manera, la legisladora de Morena, Margarita Corro Mendoza, evidenció el abandono institucional que existe en el tema de los jornaleros agrícolas por parte del Gobierno en Veracruz, lo que propicia la explotación indígena infantil y de menores en las zonas urbanas.

Finalmente, se pronunció por establecer acciones de empleo temporal, para quienes concluyen actividades agrícolas como el corte de caña, café o cítricos; que les garantice un ingreso mínimo para su sustento, evitando se expongan a la explotación laboral o que grupos delictivos los recluten.