Xalapa, Veracruz., 25 de Noviembre de 2020.- Durante la comparecencia del titular de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), Elio Hernández Gutiérrez, la diputada por MORENA, Elizabeth Cervantes De la Cruz cuestionó y exhortó al funcionario la pronta atención en el proyecto de asfaltado de tres importantes tramos carreteros: la carretera Xoyotitla-Tierra Blanca Booxter que comprende la rehabilitación de 10 kilómetros de vía; el tramo Ojite-Chapopote de Núñez, que demanda la reconstrucción de 19 kilómetros de camino; así como la vía las Cañas- Rancho Nuevo.

El cuestionamiento de la representante alamense, se originó, según lo expuso, porque la realización de dichas obras fue anunciada por la Secretaría desde septiembre de 2019, sin embargo, tras un recorrido hecho por la legisladora, constató que los caminos mencionados están en pésimas condiciones, prácticamente intransitables, lo que dificulta la movilidad de la ciudadanía y de las mercancías, afectando social y económicamente a las comunidades.

Al respecto, el funcionario explicó que algunas obras están supeditadas a los fondos federales, no obstante, se comprometió a revisar si estas obras están incluidas en dichos fondos, en caso de que no estuvieran contempladas, se buscará la opción de ejecutarlas con recursos fiscales, es decir, con aportaciones de particulares para fines públicos como la recaudación de impuestos, para realizarlas el próximo año.

“No tengo duda que es un servidor público comprometido con el pueblo veracruzano, por esta razón, quiero insistir en el tema abordado en el anterior cuestionamiento, y le quiero pedir respetuosamente que en el año venidero se ponga especial énfasis en las vías y caminos que he referido, para que las y los alamenses puedan estar mejor conectados y tener mayor movilidad, así como accesibilidad entre comunidades”, instó la legisladora.

En su última participación, Cervantes De la Cruz agradeció el apoyo y esfuerzo de Hernández Gutiérrez por atender a la solicitud del desatasco de algunos tramos carreteros de los municipios de Amatlán, Zacualpan y Tlachichilco, que habían sido obstruidos por deslaves de cerros de fuertes lluvias, registradas hace unos meses.