Xalapa, Veracruz., 31 de Enero de 2019.-El diputado del Distrito XVII, integrante del Grupo Legislativo de Morena José Magdaleno Rosales Torres, presentó en Tribuna un pronunciamiento referente a la situación de la Cuenta Pública del Periodo Municipal 2014-2017 y actual del Ayuntamiento de Manlio Fabio Altamirano.

Destacó que desde el año 2014, el Regidor único denunció ante el Órgano de Fiscalización Superior del Estado (ORFIS) y ante la Fiscalía especializada, posibles actos de desvío de recursos, y simulación de obras, donde también, hubo quejas y denuncias en contra del ex alcalde de la administración 2014-2017 por parte de ciudadanos de las comunidades de Alta Luz, Loma de Piedra, así como de diversas colonias del Municipio quienes se refirieron a algunas obras inexistes o inconclusas, reportándolas como terminadas en su último informe de gobierno municipal.

Rosales Torres afirmó, que estas obras quedaron validadas por el ORFIS y la anterior legislatura, cuando la realidad es que no corresponden a los montos que el Ayuntamiento especificó, es decir, precios elevados en obras muy pequeñas o inexistentes, como las siguientes: La obra consistente en la construcción de aulas en la escuela “Adolfo López Mateos” del Municipio, presupuestada en 450 mil pesos, que actualmente no existe; la obra consistente en la construcción de un pozo profundo en la localidad de San Cenobio, presupuestada en 696 mil 500 pesos, que esta inconclusa, obra consistente en la ampliación de red eléctrica de la localidad de Alta Luz, también inconclusa.

Ante este panorama, mencionó que habitantes de la localidad acudieron al ORFIS el 17 de octubre del 2018, para dar conocimiento que la obra estaba inconclusa y que un transformador estaba dañado, a su vez presentaron su queja ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y esta informó que la obra no está entregada, por ello, los habitantes no cuentan con energía eléctrica.

Reiteró que aún, a pesar de que el Congreso del Estado y el ORFIS declararan solventadas las Cuentas Públicas de los Ejercicios Fiscales 2014, 2015 y 2016 en sus dictámenes, y las observaciones que se realizaron año con año por el presunto daño patrimonial generado al erario público, no ejercieron su facultad sancionadora.

El legislador explicó que los Ayuntamientos en materia de rendición de cuentas su deber es informar, explicar y justificar sus ejercicios fiscales ante el Congreso Local. Pero lamentablemente, los alcaldes al tener lazos afines, familiares o de cualquier otra índole, al cambiar de administración municipal, es común que el sucesor proteja a su antecesor.

Al concluir su intervención, aseveró que el problema de la corrupción afecta a todos, por lo que exhortó a sus compañeros que como diputados deben trabajar en el cuidado de los recursos del erario público y que no se permita que las tesorerías de los ayuntamientos sean la cartera de los alcaldes.