– En memoria de la tragedia ocurrida en Córdoba, propone declarar el 3 de mayo como “Día de Lucha contra los plaguicidas”

Xalapa, Veracruz, 23 de Mayo de 2019.- A 28 años de ocurrida la trágica explosión de la fábrica de plaguicidas Anaversa, en la ciudad de Córdoba, la diputada local Cristina Alarcón Gutiérrez, demandó a la Secretaría del Medio Ambiente y al Ayuntamiento de Córdoba la expropiación y remediación del predio, así como a la Secretaría de Salud del Estado, para establecer un plan de salud y atención a los sobrevivientes de este siniestro.

De igual forma, consideró pertinente, declarar el 3 de mayo, como “Día de Lucha contra los plaguicidas en Veracruz”, a fin de que un siniestro como éste, no vuelva a ocurrir en la entidad; pues el relatar la catástrofe ecológica sucedida en ANAVERSA no es un simple ejercicio de memoria, sino la denuncia activa frente a conductas criminales que afectan gravemente el medio ambiente y la exigencia de que este crimen no quede impune.

Al participar en la Quinta Sesión Ordinaria de la Legislatura local, la legisladora orizabeña, retomó uno de los acuerdos del Primer Foro Nacional sobre Plaguicidas, organizado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, para que desde el Congreso se promuevan nuevas leyes que prohíban progresivamente el uso de plaguicidas, aplicando el principio precautorio, de todos son altamente peligrosos.

“Veracruz, por su basto campo agropecuario, ha hecho uso desmedido y sin control de los plaguicidas, pero además, han sucedido hechos tan graves que sus efectos se están contabilizando en una constante alza en la tasa de enfermos por cáncer en la población, que hace uso de esas substancias o están expuestas a ellas en su manejo, producción o comercialización y más grave aún: en los accidentes o su mal uso”, dijo.

Citó que hace 28 años, el 3 de mayo de 1991, en Córdoba la fábrica Agricultura Nacional de Veracruz S.A. de C.V., en la cual se hacían y almacenaban plaguicidas estalló en llamas, por causas desconocidas aún, y lanzó a la atmosfera y regó en el suelo 40 mil litros de diversos plaguicidas como: Pentadragón, Foley, Foleytroide, Gran Quick Phog, Rogor, Fiototera, Malathion, Aveprol, Fosrin, Fitoklor, Fitoterra, Nutrex, Gammexoe, Graneril y Garden Police.

Las acciones de los bomberos por apagar el fuego, agregó, contribuyeron a disolver esos líquidos y que estos se esparcieran aún más por las calles aledañas y alcanzaran el manto freático, además, de que en ese desastre industrial fueron hospitalizadas 297 personas, pero a lo largo de los 28 años del siniestro, la Asociación de Defensa de Afectados por ANAVERSA ha contabilizado mil 100 fallecidos a consecuencia de la contaminación por esos tóxicos.

Consideró que el relajamiento y la corrupción en la implementación de normas jurídicas regulatorias en el manejo de plaguicidas ha generado en todo el mundo daños graves contra el medio ambiente y nuestra salud. En el caso de ANAVERSA no solamente ha habido omisión sino una criminal negligencia que expone a la ciudadanía a una muerte lenta por los niveles de contaminación que siguen existiendo en la zona de esa fábrica.

Por lo anterior, presentó un Punto de Acuerdo para que el Congreso exhorte a la Titular de la Secretaría del Medio Ambiente y al Ayuntamiento de Córdoba, para que a la brevedad posible elaboren un plan regional de remediación del predio que ocupó la ex fábrica Anaversa y se garantice a los ciudadanos circunvecinos su derecho a tener un medio ambiente sano.

De igual forma, se exhorte al Ayuntamiento de Córdoba, para que una vez que se realice la remediación de la zona afectada, y se impulse la expropiación del predio por causa de utilidad pública, en coordinación con el Ejecutivo del Estado, a fin de construir un área verde que brinde mejores servicios a la ciudadanía y se erija como un monumento que recuerde que accidentes como el sucedido en 1991, no deban repetirse, así mismo que se acuerde el día 3 de mayo como fecha como “Día de lucha contra los plaguicidas”

Y se exhorte al Titular de la Secretaría Salud, para que a la brevedad posible realicen un estudio epidemiológico y derivado del mismo elaboren un plan de protección en salud a la población afectada.