– Partidos políticos sólo derrochan recursos e incumplen objetivos de formación política, incluso, abandonan a su militancia, consideró.

Xalapa, Veracruz., 11 de Mayo de 2020.- Con la reforma electoral propuesta por el Grupo Legislativo de MORENA, en Veracruz se estarán fortaleciendo los procesos de democracia directa y participación ciudadana, se garantizará la igualdad y el ejercicio pleno de los derechos políticos electorales, se reducirá el gasto electoral y se apostará por nuevas tecnologías que den certeza al conteo de votos, mediante el uso de la urna electrónica, así como se estará armonizando la Constitución Política del Estado con las disposiciones en materia electoral, afirmó el diputado local Víctor Emmanuel Vargas Barrientos.

El diputado Presidente de la Comisión Permanente Instructora de la LXV Legislatura local, enfatizó que en materia de las prerrogativas otorgadas a los partidos políticos con registro nacional y estatal, se busca se adapten a la nueva realidad económica del estado, a los principios de austeridad republicana y sobre todo, que dichas partidas no sigan siendo usadas por una clase política que ve en los recursos públicos, su fuente de enriquecimiento.

“Los partidos políticos tienen como objetivo social contribuir en la formación política de la ciudadanía, impulsar la formación ideológica de los diversos segmentos poblacionales así como alentar su participación en los procesos electorales y ahora en los nuevos procesos de democracia directa”, enfatizó.

Sin embargo, lamentó, dichos recursos se han concentrado en unas cuantas manos, en la de los dirigentes estatales que lejos de trabajar por sus partidos y militancia, sólo se enriquecen. En todos los municipios es evidente que los partidos políticos carecen de instalaciones dónde atender y formar a su militancia, sólo acuden a ella en tiempos electorales, lo que abona al descrédito hacia los partidos y proceso electorales, agudizando la apatía y el abstencionismo.

Aunado a ello, agregó Vargas Barrientos, el financiamiento público a los partidos políticos está llegando a niveles que ofenden a la población, son partidas exageradas que bien pueden reducirse en un 50 por ciento y redireccionarse esos recursos para la atención de las prioridades de la población, como en este momento ocurre ante la pandemia por COVID-19.

De igual forma, contempla armonizar los procesos electorales locales a los periodos previstos en materia federal, es decir, los gobiernos municipales podrán ajustarse nuevamente a sólo tres años, para conjuntar las elecciones, lo que implicará un ahorro presupuestal muy importante.

Lamentó que dirigencias estatales de los partidos tradicionales como el PAN, PRI y PRD, que han ido de más a menos, ganándose el repudio y el rechazo de la población por solapar malos gobiernos y en enriquecimiento de la clase política, hoy se opongan a recortar las prerrogativas e incorporar medios de votación vanguardistas como la urna electrónica, a pesar de que algunos la apoyaron en el pasado por ser un mecanismo eficiente, certero y que evita el derroche presupuestal.

No obstante, confió que este martes, podría ser aprobada la reforma electoral con el respaldo de la mayoría de las y los legisladores porque esta pone en el centro de la democracia al ciudadano, no a los partidos políticos que, como está plasmado en la Constitución Política Mexicana, sólo son el instrumento para la participación de la sociedad, más no los dueños de los procesos democráticos y elecciones en México.