– Ahorros se destinarán a áreas prioritarias y programas sociales; se acabarán los privilegios y despilfarros en el presupuesto

Xalapa, Veracruz, 27 de diciembre de 2018.- Con la aprobación en lo General y en lo Particular de la Ley de Austeridad para el Estado de Veracruz, el grupo legislativo de Morena, le cumple a las veracruzanas y los veracruzanos al frenar los excesos, los privilegios y el despilfarro del erario público, acciones que marcaron a administraciones estatales pasadas, ganándose el rechazo y malestar de la ciudadanía en general, afirmó la diputada Deisy Juan Antonio.

La legisladora morenista en el Congreso local, refrendó que lograr la Ley de Austeridad, fue por la que lucharon los ahora diputados y diputadas de Morena por estar en desacuerdo con el despilfarro de los gobiernos en todos sus niveles.

“En lo Particular la apruebo y estoy consciente de que es urgente tomar éstas medidas para recuperar al Estado de Veracruz; con la ley de Austeridad vamos a poner muestra importante de que nuestra primera intención es trabajar por el bien de todos, demostrar que somos congruentes con lo que ofrecimos de hacer gobiernos honestos, transparentes y austeros”, destacó.

Enfatizó que la austeridad, no es un término compatible con quienes han disfrutado de los placeres del derroche financiero, es difícil en un momento dado poder apartar los grandes privilegios con lo que llamamos austeridad. No creo que sea fácil pero llegó el momento de tomar decisiones importantes que beneficien a los ciudadanos y si este es el camino para recuperarnos, estoy en la disposición de tomar éstos acuerdos.

Por su parte, el diputado León David Jiménez Reyes, recordó que establecer la austeridad en el Gobierno y el Poder Legislativo de Veracruz fue una promesa de campaña de Morena, ante la necesidad de frenar los excesos y despilfarro en los presupuestos públicos, y redireccionar esos recursos a través de áreas prioritarias y programas sociales.

Se pronunció porque el resto de los Poderes del Estado, así como los 212 ayuntamientos veracruzanos, se suman a los principios de austeridad repúblicana en todos los sentidos, a fin de privilegiar el gasto social y evitar los presupuestos superfluos así como los salarios exorbitantes de los funcionarios públicos.

En tanto que la legisladora Cristina Alarcón Gutiérrez, del Distrito de Orizaba, consideró que las voces en contra de la austeridad vienen de quienes precisamente no están acostumbrados a prescindir del derroche y los privilegios que daba la función pública en el pasado, hoy se está dando un cambio verdadero.

Por último, Raymundo Andrade Rivera, diputado por el Distrito XII de Coatepec, enfatizó que Veracruz debe caminar en el mismo sentido que la austeridad republicana impulsada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, pues la política se ha destacado en los últimos años por el derroche y la corrupción, cada vez eran mayores los excesos por lo cual era momento de llegar a una regulación.

“También, es necesario hacer un respetuoso exhorto a las autoridades municipales para que de manera ética y responsable se ajusten y caminemos a la par de la política nacional de privilegiar la austeridad”, indicó.

Cabe citar que durante la Décima Sesión Ordinaria del primer periodo legislativo, la Comisión Permanente de Hacienda del Estado en el Congreso de Veracruz, sometió a consideración del pleno la iniciativa con proyecto de Ley de Austeridad para el Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, presentada por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, que fue aprobado en sus términos.

En su proyecto, la Comisión ponente expuso: “Veracruz ha sido profundamente lastimado por el manejo discrecional de sus recursos económicos, por una clase gobernante que olvidó el compromiso de servir y hacer cumplir la ley, adquirido por la sociedad”.

La Ley de Austeridad prevé en sus trece artículos, principalmente, reducir los salarios y prestaciones de los altos funcionarios; la no creación de plazas adicionales; limitar servicios de escoltas, adquisición de automóviles, contratación de personal por honorarios, viajes oficiales, gastos de telefonía, mobiliario y bienes diversos; prohíbe la constitución de fideicomisos; entre otros.

El dictamen puesto a consideración del pleno, obtuvo 47 votos a favor, de los diputados presentes en esta sesión ordinaria.