– Propicia el gobernador Cuitláhuac García una coordinación efectiva entre entidades del sur, generando resultados palpables en seguridad.

Acayucan, Veracruz., 16 de Julio de 2020.- Con una estrategia policial, de inteligencia y operativos conjuntos, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez está restableciendo la paz y la justicia para las familias afectadas por la delincuencia en la zona limítrofe de los estados de Veracruz y Oaxaca, afirmó la diputada local Deisy Juan Antonio.

La legisladora de MORENA reconoció la coordinación efectiva que está logrando el Ejecutivo estatal con sus homólogos de Oaxaca y Puebla, para hacer frente de manera coordinada y lograr resultados positivos en materia de seguridad, palpables para los sectores productivos y la sociedad en su conjunto, algo que no se había podido dar en el pasado.

“Está demostrando una vez más el gobernador Cuitláhuac García que su Gobierno no viene a tolerar ni a brindar impunidad o protección a los grupos delictivos, seguirá atacando a este mal que lacera a la ciudadanía en general y que en situaciones de colindancia territorial con otros estados, venían aprovechando la falta de coordinación entre gobiernos y corporaciones policiacas, hoy se trabaja de manera conjunta”, dijo.

La representante del Distrito local XXVII reconoció la suma de lucha frontal que han emprendido los gobiernos de Veracruz y Oaxaca, así como la disposición y el compromiso de los titulares de los Poderes Ejecutivos locales, para restablecer la paz y la justicia en las poblaciones limítrofes.

“Estoy convencida que la estrategia implementada entre ambos estados, seguirá dando resultados muy positivos. Me congratula saber que este plan de acción será ampliado hacia la zona de Coatzacoalcos y el corredor del Istmo de Tehuantepec, zona prioritaria para impulsar el relanzamiento económico, industrial, logísticos y social del Sur-Sureste mexicano, tal y como lo ha planteado el presidente Andrés Manuel López Obrador”, enfatizó.

En esta reconstrucción de la paz en las zonas limítrofes de Veracruz y Oaxaca, se han logrado objetivos contundentes que han contribuido a disminuir en un 25 por ciento los delitos de alto impacto dentro de la entidad veracruzana y del 30 por ciento en la oaxaqueña, deteniéndose a 161 personas identificadas como altos generadores de violencia y delitos de alto impacto que lastimaron a las familias de ambos estados.