– A continuar su formación con dignidad, compromiso y dedicación, exhortó a las y los egresados de la ESBO

Orizaba, Veracruz., 8 de Julio de 2019.- “La mejor herencia que como padres podemos dejarle a nuestras hijas e hijos, es garantizar su educación; como legislador tengan la plena confianza de que seguiré trabajando por generar las oportunidades para que nadie abandone sus estudios y porque en Veracruz se brinde una educación de excelencia”, afirmó el diputado local Víctor Emmanuel Vargas Barrientos, al participar en la ceremonia de graduación de la Escuela Secundaria y Bachilleres Oficial A (ESBO).

“Quiero felicitar a las y los egresados de esta institución, lo que debe permanecer en ustedes es la dignidad y el compromiso como estudiantes y para con sus padres, que mucho tienen que ver en este desarrollo y logro educativo. No es fácil continuar los estudios por diversas razones pero la permanencia y las ganas a pesar de los tropiezos que pueda haber en su vida escolar y personal, los llevará al triunfo, pues siempre habrá formas y maneras de confrontar las adversidades”, expresó ante autoridades educativas, padres y madres de familia, así como estudiantado en general.

Los felicito, reiteró, porque cada uno de ustedes, desde su trinchera, hizo su esfuerzo necesario para concluir este grado de estudios, pero aún falta mucho por hacer, los invito a seguir su formación y lograr una licenciatura, una maestría, un doctorado, al final ver y disfrutar los triunfos logrados de manera personal y familiar.

Como padres y madres de familia, apuntó el legislador de MORENA, no hay mejor herencia que podamos dejarles a nuestras hijas e hijos que los estudios.

Como docente de secundaria y bachillerato, Vargas Barrientos recordó la lucha magisterial por la defensa de la educación laica, gratuita y obligatoria así como por los derechos de los docentes a nivel nacional y estatal, que en 2013 obligó a levantar la voz contra la mal llamada Reforma Educativa de Peña Nieto.

“Como consecuencia de esa lucha magisterial en Veracruz, fui cesado un año por el gobierno, por lo que hoy, estar aquí frente a ustedes, me genera sentimientos encontrados porque realmente la función del magisterio es noble, por lo cual expreso mi más sincero reconocimiento a todas y todos los maestros que hacen una gran labor día a día frente a grupo y a los directivos por tratar de tener instalaciones dignas y funcionales”, expresó.

En su calidad de Secretario de la Comisión Permanente de Educación y Cultura en la LXV Legislatura local, refrendó su compromiso por fortalecer el nuevo marco jurídico que garantice una educación de excelencia en México, en el cual se atiendan las grandes necesidades y carencias de las escuelas públicas y del magisterio.

Recordó que en estos siete meses del Gobierno de la Cuarta Transformación en Veracruz, se trabaja con el gobernador Cuitláhuac García y con el secretario de Educación, Zenyazen Escobar García, para regularizar y escriturar más de 12 mil escuelas públicas, que vieron pasar gobiernos estatales y municipales desinteresados en resolver la incertidumbre jurídica en que se encuentran los planteles educativos, lo cual además, les limita el acceso a los programas de inversión federal, estatal y hasta municipales para construir nuevos espacios y dignificar las aulas.

“Tengan la certeza que en estos tres años, como integrante de la LXV Legislatura local estaremos trabajando a favor de la educación, de la docencia, de los planteles educativos y para que los padres y madres de familia, formen parte fundamental del nuevo esquema educativo en México”, señaló.

El diputado de MORENA compartió presídium con Juana Elena Rivera, directora de la Escuela de Bachilleres Diurna de Orizaba; Fidencio Ponciano López Huerta, director de la Escuela Secundaria y de Bachilleres Oficial A; Cristina Ruiz, representante de la Supervisión Escolar 621; Ana Beatriz García Ramírez, docente del plantel; Alfredo Reyes Cruz, presidente de la Sociedad de Padres de Familia; las vocales Guadalupe García Herrera y Estela Romero Muñoz, así como de la tesorera, Rosa Pérez Contreras.