– Juan Manuel Diez Franco reprimió a comerciantes, campesinos y organizaciones civiles mediante el uso excesivo de la fuerza policial.

Orizaba, Veracruz., 21 de Octubre de 2020.- A empresarios como Juan Manuel Diez no les cuadra que ahora, el Gobierno federal privilegie a los pobres en lugar de seguir protegiendo y solapando a los grandes grupos empresariales y corporativos que por décadas no sólo evadieron al fisco federal sino además, se enriquecieron con los recursos de las y los mexicanos, reprimieron a los obreros y campesinos que sólo demandaban mejores condiciones de vida, que hoy sí encuentran con el proyecto de nación del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“El exalcalde orizabeño forma parte de esa Iniciativa Privada ‘Porfirista’ a la cual no le cuadra que ahora el Gobierno de la Cuarta Transformación empodere a los pobres, porque en sus dos mandatos nunca los volteó a ver, a pesar de que existían programas federales que podría haber ejercido para mejorar las condiciones de vida de las familias en vulnerabilidad y rezago de vivienda”, enfatizó.

No resulta extraño, dijo, que considere de “cuarta” al proyecto del Gobierno Federal porque ahora no encuentran los privilegios de los cuales gozaron durante los gobiernos del PRI y PAN, antes si querían, no pagaban impuestos, si querían se aliaban a funcionarios corruptos y gozaban de total impunidad.

En Orizaba, recordó, durante su Gobierno se hicieron obras que directamente benefician sus intereses inmobiliarios y comerciales, bajo el amparo de promover el “desarrollo urbano” de la ciudad; así como también, encabezó una época negra de represión a campesinos, comerciantes no formales y organizaciones sociales, mediante el uso excesivo de la fuerza policial, ahí están las recomendaciones emitidas por la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

La legisladora de MORENA sostuvo que por primera vez en México, se cuenta con un Gobierno interesado en rescatar la dignidad y la calidad de vida de las familias obreras, campesinas, jóvenes, estudiantes, adultos mayores, personas y niñez con discapacidad, así como de los pueblos originarios con quienes se tiene una enorme deuda histórica.

La transformación de la ciudad, enfatizó la diputada orizabeña, pasó por la represión social de su Gobierno, que no se le olvide porque a la sociedad ya no se le engaña con espejitos.