– Acusa corrupción, omisión, complicidad e intimidaciones; pide a las autoridades actuar “caiga quien caiga”

Xalapa, Veracruz., 28 de Junio de 2019.- Por un cambio verdadero en la ley ganadera, la investigación por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE), la erradicación de prácticas ilegales, el combate al abigeato en Veracruz y el castigo a los responsables, se pronunció la diputada local de MORENA, Margarita Corro Mendoza.

En la Décima Sesión Ordinaria de este jueves, se sumó al Anteproyecto de Punto de Acuerdo presentado por su homólogo Juan Carlos Molina Palacios, por el que exhortó al Gobierno de la República y a los titulares de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) y del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), a promover los protocolos sanitarios para que los ganaderos mexicanos puedan exportar a todo el mundo ganado de registro en pie, semen y embriones.

Desde Tribuna, lamentó lo que está ocurriendo con la ganadería en el estado, pero también apeló a la responsabilidad: “se debe investigar a quienes se han prestado a la corrupción y han sido partícipes del gran flagelo del abigeato”, dijo, aludiendo al personal de las casetas de verificación.

En lo personal -añadió-, mi familia y yo hemos sido víctimas del robo masivo de ganado. “En sólo dos noches, vaciaron un rancho ganadero a orillas de la autopista y a tan sólo un kilómetro de una caseta sanitaria y de verificación”, y volvió a acusar corrupción, omisiones y complicidad.

Como representante popular, dijo que “debemos exigir a los encargados de las investigaciones por parte de la Fiscalía General del Estado que hagan su trabajo y encuentren a los culpables. Caiga quien caiga. Lamentablemente las víctimas de este flagelo hemos sido intimidados y, bajo amenazas, obligados a retirar las denuncias”.

Corro Mendoza ponderó que, en Veracruz, la ganadería ocupa el 54 por ciento del estado y representa un gran pilar para la economía de la entidad y para miles de familias, sin embargo, ha sido una actividad olvidada y castigada por todos los gobiernos anteriores.

Criticó también el otorgamiento de certificados de sanidad o de movilización por parte de Senasica sin investigación previa. “He sido testigo de cómo hatos ganaderos han sido vendidos sin hacer el barrido necesario de tuberculosis y brucelosis, que ya son un problema de salud pública”.

“En este país no producimos ni el 50 por ciento de los alimentos que consumimos. No somos autosuficientes, precisamente porque dicho sector ha sido olvidado. Debemos lograr un cambio verdadero en la ley ganadera. Debemos apoyar al sector primario para que siga siendo la gran fuerza laboral de este país y pueda aportar los alimentos que tanto necesitamos”, concluyó.